¿Qué ventajas tiene este sistema?

  • Sistemas adecuados a las necesidades de agua potable de las familias.
  • Requiere un mantenimiento mínimo y el sistema operativo es muy sencillo.
  • Mínimos costes de explotación y mantenimiento.
  • No requiere regeneración.
  • Proceso muy respetuoso con el medio ambiente: no requiere la utilización de productos químicos, no genera vertidos peligrosos y no tiene prácticamente rechazo.