¿En qué consiste químicamente un proceso de adsorción?

La adsorción es un proceso por el cual átomos, iones o moléculas de gases, líquidos o sólidos disueltos son atrapados o retenidos en una superficie, en contraposición a la absorción, que es un fenómeno de volumen. Es decir, la adsorción es un proceso en el cual, por ejemplo, un contaminante soluble (adsorbato) es eliminado del agua mediante el contacto con una superficie sólida (adsorbente); para estos procesos, resultan interesantes los materiales con una gran superficie interna, (y por lo tanto poco volumen) ya sea en polvo o granulados como es el caso del óxido férrico.

Para que se produzca este fenómeno de adsorción debemos respetar en el diseño de los equipos un tiempo mínimo de contacto entre el agua y el medio; en el caso del óxido férrico que llevan nuestros equipos está establecido en un mínimo de 3 minutos.