Otros sistemas de tratamiento: sulfato de aluminio, intercambio iónico…

Estos sistemas sirven también para eliminar el arsénico del agua, sin embargo, no se aplican mucho por la necesidad de productos químicos y sales para la reactivación de las resinas.

Es un sistema poco utilizado, y dadas sus necesidades de mantenimiento se desaconseja para uso doméstico, así mismo dado que consume productos químicos y agua para su regeneración es poco recomendable y ecológico.