Sistemas de tratamiento de arsénico basados en ósmosis inversa

Son generalmente equipos de pequeño tamaño que nos permiten disponer de pequeñas cantidades de agua libres de arsénico y demás metales y otras sustancias que pueda contener el agua. Estos equipos eliminan además las sales de las que dispone el agua acidificándola y haciéndola perder propiedades que son necesarias y beneficiosas para la salud.

Un inconveniente, al igual que en otros sistemas que veremos a continuación es que nos vemos limitados a consumir el agua de un único punto de suministro. Sobre todo en el caso de familias con hijos esto supone una complicación adicional para asegurar que los niños consuman agua potable, ya que estos tienden a beber cuando tienen necesidad, tomando agua del grifo disponible más cercano, como pueden ser los aseos de la casa.

Así mismo, estos equipos disponen de unas membranas que han de ser cambiadas con una frecuencia determinada, que hace que necesitemos la presencia de un técnico con los costes asociados que conlleva. El agua tratada ha de ser analizada para confirmar el correcto funcionamiento de los equipos.

El coste por litro de agua es bastante elevado dado su escasa capacidad de producción de agua potable en relación al sistema de tratamiento propuesto del tratamiento de As por adsorción con hidróxidos metálicos.

Estos sistemas a su vez tienen un rechazo de agua muy elevado, siendo este entre 5 y 15 litros por cada litro de agua tratada, lo cual lo convierte en un sistema poco ecológico.

Fuente: www.birkenaventura.com